Lo que Amanda Representa

(In English)

Valores fundamentales:

Excelencia: Queremos que todos los estudiantes del condado de Jefferson estén preparados para tener éxito en el camino que sigan en la vida. Esto requiere escuelas y clases que proporcionen conocimientos y habilidades fuertes, oportunidades amplias y la atención individual que tiene en cuenta los talentos únicos y las necesidades de cada estudiante. Si podemos colaborar para ayudar a los niños podemos mantener comunidades con educación transformacional y sostenida en todos los vecindarios del condado.

Transparencia: Las escuelas públicas son un asunto público. Para aprovechar al máximo la inversión de los contribuyentes en el porvenir del condado de Jefferson, hay que practicar y proteger la transparencia y la responsabilidad. Tenemos que mejorar los resultados del aprendizaje de los estudiantes, invertir equitativamente en nuestras escuelas y escuchar a la población del condado.

Cooperación: Para poder experimentar y tomar riesgos—hacer el intento, fallar, e intentar de nuevo—los estudiantes necesitan sentirse seguros. Los niños se inspiran en nuestras acciones. El condado de Jefferson tiene una larga tradición de colaboración y respeto recíproco. Hay que escuchar activamente a los residentes del condado—a las familias, los docentes y los ciudadanos—para educar los estudiantes y gestionar las escuelas de manera eficaz y eficiente.

Compromisos fundamentales:

  • Cada estudiante merece altos estándares académicos, profesores que son eficaces y que están bien apoyados, y sólidas oportunidades curriculares y extracurriculares para que esté preparado para ser exitoso en su vida después de la escuela.
  • Cada estudiante merece ser tratado como persona íntegra con sus propios talentos y necesidades intelectuales, sociales y emocionales.
  • Cada estudiante merece un entorno escolar que sea seguro y positivo y que valore al estudiante como recurso y co-creador de nuestra comunidad.
  • Cada estudiante merece una educación que fomenta la participación, las fuertes éticas de trabajo, la labor de equipo, el logro de metas y las habilidades para resolver problemas para independizarse y superarse en su vida personal, laboral y cívica.
  • Cada estudiante merece un aula provista de la tecnología y las herramientas que son necesarias para formar las aptitudes y competencias dignas del siglo XXI
  • Cada estudiante merece los esfuerzos aunados de los profesores, las familias y de los dirigentes municipales y comunitarios—y ya es hora de hacer que la política tome segundo lugar con respecto al éxito estudiantil.

Promesas fundamentales:

Si soy elegida, enfocaré los mejores intereses de los niños.

Si soy elegida, escucharé con intención a mis electores.

Si soy elegida, visitaré las escuelas para enterarme de las celebraciones y las necesidades de los estudiantes del condado.

Si soy elegida, asistiré a los eventos comerciales y municipales regularmente para ayudar a poner los constructores del presente en contacto con los constructores del futuro.